search
top

Efectos nocivos del consumo de marihuana

Efectos nocivos del consumo de marihuanaA lo largo de las últimas tres a cuatro décadas se han llevado a cabo numerosos estudios para entender más acerca de los diversos efectos que el consumo de marihuana tiene sobre el organismo.  En un principio, los resultados de algunos de esos estudios fueron interpretados con exageración, situando a la marihuana como una sustancia de alta peligrosidad, a la par de drogas más ‘duras’, como la cocaína o la heroína.  Sin embargo, hoy en día parece ser que la sociedad ha descolocado a la marihuana de tal consideración, entendiendo mejor su uso y efectos sobre el individuo.

La marihuana es, después del alcohol y el tabaco, la droga para uso recreativo más consumida en el hemisferio occidental.  Al día de hoy se identifica a la dependencia psicológica como el mayor riesgo en el que incurre el consumidor de marihuana.  Pero no todos los consumidores son iguales, como ocurre con otras drogas y productos del mercado.  La mayoría de los usuarios son consumidores ‘esporádicos’ y el resto se divide entre ‘habituales’ y una minoría (5% aprox.) de usuarios continuos o ‘heavy’.  Es en las últimas dos categorías donde los efectos de la dependencia psicológica son más probables.

A su vez, se deben separar los efectos a corto y a largo plazo:

Corto plazo:

  • Distorsión sensorial (principalmente la audición y el gusto, además del cambio en la experiencia del paso del tiempo.)
  • Pánico/ansiedad (ocurre con cierta frecuencia en personas predispuestas a experimentar dichos estados y sobre todo en sus primeras experiencias con la sustancia.)
  • Mala coordinación de movimientos (sin llegar a ser, en la gran mayoría de los casos, como aquella descoordinación provocada por el alcohol –que invade todo el cerebro, además del centro del equilibrio, el cerebelo.-
  • Tiempo de reacción más lento.
  • Alteración de la memoria de corto plazo.
  • Sucesión de ideas e impresiones a un ritmo que no es el habitual.
  • Aumento de la imaginación y disminución de la concentración.
  • Somnolencia/depresión post cima del efecto.
  • Ritmo cardíaco elevado (durando los primeros minutos, como ocurre con el consumo del resto de sustancias incluida el alcohol, pero que en el caso de la marihuana la persona es más conciente de tal efecto.)
  • Enrojecimiento de la esclerótica de los ojos (parte blanca) por la dilatación de los vasos.
  • Sequedad en la boca.
  • Al desaparecer los efectos muchas veces surge un gran apetito, especialmente por comidas dulces.

Tales efectos son experimentados durante el consumo, desapareciendo al cabo de pocas horas.  Dependiendo de la familiaridad con la sustancia, la persona cambia su experiencia hacia una de carácter más subjetivo y hasta dejando de experimentar varios de los efectos enumerados.

 

Mediano y largo plazo:

Los efectos provocados con el tiempo no conforman un consenso científico, varían mucho de individuo a individuo, y dependen del tiempo y ritmo de consumo.

De los efectos comprobados invariablemente (aunque con las diferencias subjetivas) se pueden señalar de forma genérica:

  • Apatía, falta de motivación (síndrome amotivacional).
  • Cambios en la personalidad/humor.
  • Inhabilidad para comprender claramente.

Dependiendo de cada persona, tales efectos pueden darse reiteradamente bajo el uso corriente de la sustancia y hasta no presentarse en absoluto.

El efecto que la marihuana tiene sobre los pulmones depende mayormente del ritmo y forma de empleo de la sustancia:

  • El THC (la molécula psico-activa de la planta) funciona como dilatador de los bronquios (mientras que la nicotina del tabaco tienen el efecto contrario).
  • Al fumarse en forma de cigarro se acostumbra (innecesariamente) aguantar el humo en los pulmones durante un lapso más prolongado que el usual para el tabaco, lo que potencia los efectos nocivos del alquitrán y el monóxido de carbono. Tales efectos son sustancialmente menores al inhalar el humo de vaporizadores o pipas de agua.

Otros estudios sobre los efectos a largo plazo en los consumidores habituales y crónicos han identificado otras posibles consecuencias, en donde a su vez, influye fuertemente la edad temprana en el inicio del consumo (antes de los 20 años):

  • Anormalidades del ritmo menstrual de la mujer.
  • Disminución del esperma en hombres.
  • No está del todo claro la relación entre la marihuana y la aparición de la esquizofrenia.
  • Aumento del riesgo de sufrir depresión (5 veces más probabilidades en consumidores diarios que en ‘esporádicos’ o no consumidores).
  • Reducción del hipocampo y amígdala en consumidores crónicos.
top